El café y sus importantes beneficios

El café es la bebida de los dioses de la que los humanos son adictos. El café es muy beneficioso, todo depende de la cantidad y de la tolerancia de su consumo. La mayoría de los estudios que se realizaron sobre ese tema, indicaron que el consumo moderado de café, hasta 3 tazas al día, no hace daño y puede, incluso, tener algunos efectos muy beneficiosos para la salud. Te sorprenderás con todas las cosas buenas que puede hacer en tu cuerpo, a continuación te presentamos algunas de ellas.

El primer coctel con café.
Los cócteles primero alcanzaron notoriedad durante la prohibición en los años veinte, y el café se descubrió unos 900 años antes en Etiopía, sin embargo, el primer cóctel de café ampliamente reconocido no se creó hasta la década de 1940: la historia cuenta que un chef junior llamado Joe Sheridan, que trabajaba en una base aérea en la costa oeste de Irlanda, tenía la tarea de preparar alimentos y bebidas para calentar a los pasajeros varados en una noche tormentosa de invierno. Hizo café oscuro y rico, añadió un poco de whisky irlandés, un poco de azúcar y lo cubrió con crema recién batida, y sin saberlo, así creó el Café Irlandés o Irish Coffee. Por supuesto, la combinación de café y alcohol había ocurrido indudablemente mucho antes de esta encantadora historia, pero el producto final fue sin duda la primera receta mundialmente reconocida de su tipo.

El café y sus importantes beneficios

Es rico en antioxidantes: este es uno de los principales atributos del café. Una buena defensa son los antioxidantes, ya que tienden a fortalecer el sistema inmunológico y a combatir las enfermedades.

Puede prevenir el Alzheimer: estudios reportaron que el consumo moderado de café reduce el riesgo de demencia y enfermedad de Alzheimer en edad tardía. Se sugiere que el consumo sea de 3 a 5 tazas de café durante edad joven y adulta. Disfrutar una rica taza de café todos los días te mantendrá alerta, además de protegerte.

Podría combatir el cáncer: el consumo habitual de café podría aumentar las posibilidades de sobrevivir al cáncer de intestino y proteger a los pacientes tratados de sufrir una recaída. La cantidad de bebida a consumir es directamente proporcional a los efectos beneficiosos, de manera que, tomar dos o tres tazas produce unos efectos moderados y beber solo una ofrece una pequeña protección.

Reduce el riesgo de padecer Parkinson: dos tazas al día son suficientes, la cafeína en dosis bajas puede restaurar la función motora, y funciona muy bien para el tratamiento de esta enfermedad. Principalmente sirve para el mal de Parkinson porque la dopamina se pierde y la cafeína ayuda a regenerarla.

Es ideal como antidepresivo: las personas que consumen café a diario tienen hasta un 20% menos posibilidades de sufrir depresión. Esto no es válido para las personas que consumen café descafeinado.

Cocteles innovadores con café

El café y el alcohol son una combinación perfecta para cócteles. Cuando utilizas tu imaginación, no hay límite para la cantidad de bebidas de café singulares que puedes crear. Las nuevas bebidas a base de café expreso se reinventan constantemente, con divertidos aromas y giros atractivos. Hacer cócteles de café es similar a cocinar: no te contengas y no te dejes intimidar. Siéntete libre de ampliar las recetas a continuación y producir tus propias creaciones: ¡esa es la parte más interesante!

Realmente, la mayoría de los destilados y licores combinan bien con el café. La neutralidad de Vodka lo convierte en su mejor compañero de baile, pero los sabores del ron, el tequila, el whisky y el bourbon pueden resaltar algunas notas de café realmente interesantes. El Whisk(e)y y el ron tienden a funcionar mejor con sabores fuertes como la avellana, la canela o la naranja, y combinan mejor con un café tostado fuerte y oscuro. La ginebra y el tequila funcionan muy bien con sabores florales más ligeros, como bayas, almendras y menta, pero con un café más suave. Trata de evitar cualquier derivado del vino, como el vermut y cualquier bebida abiertamente afrutada.

- Nunca uses más bebida destilada que café
– Mantente en la proporción de uno a uno, ningún elemento debe sobrepasar o dominar al otro.
– Elige cuidadosamente tu café. Si estás trabajando con sabores fuertes o tratando de combinar tu bebida con chocolate, caramelo o vainilla, elige una marca más tostada y oscura. Si, como a nosotros, te gusta darle giros de autor a tu
– Expresso Martini, te recomendamos ir con un tipo de café ligero, por ejemplo, un keniano suave con un agradable aroma a bayas.
– Comunica tus cócteles de café: si tienes una gran selección de cócteles de café, ¡es hora de que la gente se entere! Diseña una sección de tu menú e incluye ilustraciones y descripciones con notas de sabor y recomendaciones. O mejor aún, descarga uno de nuestros menús de cócteles de café gratis para usar hoy en tu bar.

Historia del café

La historia de cómo se florece por todo el mundo el cultivo y el consumo de café es una de las más atractivas y románticas que pueda haber.

Esa historia empieza en el Cuerno de África, en Etiopía, donde el cafeto tuvo su origen probablemente en la provincia de Kaffa. Hay varios relatos, imaginativos pero poco probables, acerca de cómo se encuentran los atributos del grano tostado de café. Cuenta uno de ellos que a un pastor de cabras etíope le asombró el comportamiento animado que tenían las cabras después de haber mascado cerezas rojas de café. Lo que se sabe con más certeza es que los esclavos a los que se llevaba de lo que es hoy el Sudán a Yemen y Arabia a través del gran puerto de aquel entonces, Moca, sinónimo ahora con el café, comían la suculenta parte carnosa de la cereza del café. De lo que no cabe duda es de que el café se cultivó en el Yemen ya en el siglo XV y es probable que mucho antes también.

Moca era también el puerto principal de la única ruta marítima a la Meca, el lugar más concurrido del mundo en aquella época. Los árabes, sin embargo, tienen una política rigurosa de no exportar granos fértiles de café, para que no se pudiese cultivar en ningún otro lugar. El grano de café es la semilla del cafeto, pero cuando se le quitan las capas exteriores se vuelve infértil. Muchos fueron los intentos que se hicieron para lograrse algunos cafetos o granos fértiles, pero esa carrera la ganaron por fin los holandeses en 1616, que consiguieron llevarse algunos a Holanda y allí los cultivaron en invernaderos.

El café llega a Europa y Asia

Al principio, las autoridades del Yemen alentaron mucho el consumo de café, ya que sus efectos se recomendaron preferibles a los más fuertes del “ Kat” , un arbusto cuyas hojas y brotes se masticaban como estimulantes. Los primeros establecimientos de servir café se abrieron en la Meca y se llamaron “kaveh kanes”. Ese tipo de establecimiento se endureció rápidamente por todo el mundo árabe y los cafés se tocaron en lugares muy concurridos en los que se jugaba al ajedrez, se intercambiaban chismes y se disfrutaba del canto, el baile y la música. Los establecimientos estaban decorados con lujo y cada uno de ellos tenía su propio carácter. Nada había existido antes como el establecimiento de café: un lugar en el que se podía hacer vida de sociedad y tratar de negocios en un ambiente cómodo y al que todo el mundo podía ir por el precio de un café. Los establecimientos de café árabes pronto se apagaron en centros de actividad política y fueron suprimidos. Después, en las siguientes décadas, el café y los establecimientos de café fueron prohibidos varias veces, pero siguieron reapareciendo. Con el tiempo se encontró una solución: el café y los establecimientos de café tuvieron que pagar impuestos.

Los holandeses obtuvieron también un cultivar café en Malabar, en la India, y en 1699 llevaron algunos a Batavia, en Java, en lo que es ahora Indonesia. Unos cuantos años después, las colonias holandesas se habían convertido en la principal fuente de suministro de café a Europa. Hoy en día Indonesia es el cuarto exportador de café del mundo.

Los comerciantes venecianos fueron los que primero llevaron el café a Europa en 1615. Esa fue la época en que también apareció en Europa las otras dos grandes bebidas calientes: la primera, el chocolate caliente, que llevaron los españoles de las Américas a España en 1528 ; la otra el té, que se vendió por primera vez en Europa en 1610. Al principio el café lo vendían sobre todos los vendedores de limonada y se creía que tenía cualidades medicinales. El primer establecimiento de café en Europa se abrió en Venecia en 1683, y fue el famosísimo Caffè Florian de la Plaza de San Marcos, que abrió sus puertas en 1720 y sigue aún hoy abierto al público. El mayor mercado de seguros del mundo, Lloyd's de Londres, empezó a funcionar como un establecimiento de café. Empezó el negocio en 1688 Edward Lloyd, que preparó allí las listas de los barcos que sus clientes habían asegurado.

El café llega a las Américas

La primera referencia a que se tomó café en Norteamérica data de 1668 y, pronto después de esa fecha, se abrieron establecimientos de café en Nueva York, Filadelfia, Boston y algunas otras ciudades. El Boston Tea Party de 1773 se planeó en un establecimiento de café, el Green Dragon. Tanto la Bolsa de Nueva York como el Banco de Nueva York obtuvieron establecimientos de café, en lo que es hoy el distrito financiero de Wall Street.

Fue en el decenio de 1720 cuando el café se empezó a cultivar por primera vez en las Américas, gracias a lo que es quizás el relato más fascinante y romántico de la historia del café. Gabriel Mathieu de Clieu era un oficial de la Marina francesa que estaba de servicio en la Martinica y que, en 1720, viajó a París con permiso. Con alguna ayuda y no poco encanto personal adquirió un cafeto que se llevó con él en el viaje por mar de vuelta. El cafeto fue instalado en una caja de cristal y dejado en cubierta para mantenerlo caliente y que no lo dañese el agua salada. El viaje estuvo lleno de incidentes, o al menos así fue como lo contó Mathieu de Clieu en su diario: piratas tunecinos persiguieron el buque, hubo una fuerte tormenta y el cafeto tuvo que ser amarrado. Nuestro héroe se vio obligado a enfrentarse con un enemigo a bordo que tenía envidia y trató de sabotear el arbusto, hubo una pelea violenta en la que una de sus ramas se quebró, pero el cafeto sobrevivió a todo ello.

Después de esos incidentes, el buque quedó inmóvil por falta de viento y se racionó el agua potable. Para De Clieu estaba claro qué era lo más importante de todo y cedió la mayor parte del agua que le correspondía al cafeto . El cafeto sobrevivió y él también.

Por último, el buque llegó a la Martinica y el cafeto fue replantado en Preebear, donde lo cercaron con un seto de espinas y lo cuidaron esclavos. El cafeto creció, se multiplicó, y en 1726 se hizo la primera cosecha. Está registrado que en 1777 había entre 18 y 19 millones de cafetos en la Martinica. Había quedado establecido el modelo para un nuevo cultivo comercial que podía darse cuenta en el Nuevo Mundo.

Fueron los holandeses, sin embargo, los que primero obtuvieron a propagar el cafeto en América Central y del Sur, donde hoy en día reina sin rival como el principal cultivo con fines comerciales del continente. El café llegó primero a la colonia holandesa de Surinam en 1718, y después se plantaron cafetales en la Guyana francesa y el primero de muchos en Brasil, en Pará. En 1730 los británicos llevaron el café a Jamaica, donde hoy en día se cultiva el café más famoso y caro del mundo, en las Blue Mountains. Llegado 1825, América Central y del Sur estaban en ruta hacia su destino cafetero. Esa fecha es también importante porque fue cuando se plantó café por primera vez en Hawai, que produce el único café estadounidense y uno de los mejores.

¡3 cocteles a base de cafe imperdibles!

Los cocteles de café en tendencia en las redes sociales Disfruta tu bebida favorita y explora nuevos sabores probando estas 9 recetas de cocteles de café en tendencia en las redes sociales.

Café Guinnes

Este es un enfoque innovador de una receta clásica, con un giro de ron y cerveza negra para mantener esa consistencia suave, pero al mismo tiempo agregándole una nota de sabor extra. El resultado es tan bueno como el clásico, ¡si no mejor! Notas de sabor fuerte de café con un toque de chocolate negro.

Receta:
- 25 ml Café
- 45 ml Guinnes
- 30 ml Captain Morgan
- 30 ml Licor de café
- 5 ml jarabe de chocolate
- Chocolate en polvo

- Metodo de elaboración: shaker
- Cristalería: copa martini
- Decoración: granos de café y chocolate en polvo

- Preparación: Agrega los ingredientes en una coctelera llena de hielo. Agita vigorosamente por 10-15 segundos Servir en una copa martini previamente fría.

Café irlandes

Cómo hacer un buen café irlandés, sí, un buen café irlandés, porque hay miles de recetas y no todas son las auténticas. En realidad es bastante sencilla, un buen café cargadito, whisky de calidad y crema de leche. Tal es así, que conozco amigos que no le entusiasma ni el café ni el whisky pero si el Irish coffee, una combinación de postre.

Receta:
- 30 ml Whisky irlandés
- 15 ml licor de café
- Azúcar a gusto
- Café expresso - Crema batida

- Metodo de elaboración: Directo
- Cristalería: copa de capuchino
- Decoración: No necesita

- Preparación: Calienta el whisky y el licor de café, agrega el café expresso y arriba de la combinación la crema batida.

Aguas locas

Un poco de miel, limón, jengibre, whisky. Si además añadimos un delicioso café, conseguimos un cóctel original y delicioso y diferente. Mueve la coctelera con energía y disfruta de este reconfortante momento. No es necesario ser un Mixólogo profesional para preparar deliciosos cocteles en casa a base de café.

Receta:
- 3 láminasjengibre fresco
- 30 ml jarabe de miel
- 5 ml jugo de limón
- 50 ml de café
- 15 ml de Whisky

- Metodo de elaboración: shaker y machacado.
- Cristalería: copa de brindis
- Decoración: polvoreado con canela

- Preparación: agrega los ingredientes en una coctelera y machaca las láminas de jengibre. Agrega hielos y agita vigorosamente por 15 segundos. Con un colador fino cueala el coctel y sirve en la copa. Por último polvorea la copa con canela en polvo.

3, 6 y 9 meses sin intereses
WhatsApp: +52 55 4447 0202
Email: info@gbeventos.com.mx
Gaston Boullosa Romero | Director de GB Eventos Mx | GB Academy
Lunes a sábado 09:00 - 20:00 hrs. | Domingos 11:00 a 17:00 hrs.

CONTÁCTANOS

Para una asistencia inmediata envíanos un whatsapp

0
Me encantaría tu opinión, por favor comenta.x
()
x